Chipirones a la plancha

Chipirones a la plancha con crema de ajos y su tinta

Los chipirones a la plancha son una deliciosa receta gallega que consiste en cocinar calamares pequeños en una plancha caliente. Esta preparación resalta el sabor y la textura de los chipirones, que son tiernos y jugosos. Para hacerlos, se deben limpiar los calamares, retirando las vísceras y la pluma. Luego, se sazonan con sal y pimienta al gusto y se cocinan en una plancha caliente con un poco de aceite de oliva. Es importante no cocinarlos por mucho tiempo, ya que podrían volverse duros. Los chipirones a la plancha se sirven tradicionalmente con un poco de limón exprimido por encima y acompañados de patatas fritas o una ensalada fresca. Esta receta es perfecta para disfrutar en una comida ligera o como entrante en una cena especial.

Ingredientes para preparar la receta de Chipirones a la plancha

– 500 gramos de chipirones frescos
– Aceite de oliva virgen extra
– Sal
– Pimienta negra molida
– Perejil fresco picado
– Limón (opcional)

Pasos a seguir y cómo preparar esta receta de Chipirones a la plancha

1. Lava y limpia los chipirones, retirando las vísceras y la pluma.
2. Seca los chipirones con papel absorbente.
3. Calienta una plancha o sartén a fuego medio-alto.
4. Añade un poco de aceite de oliva a la plancha y espera a que se caliente.
5. Coloca los chipirones en la plancha caliente.
6. Cocina los chipirones durante aproximadamente 2-3 minutos por cada lado, hasta que estén dorados.
7. Durante la cocción, puedes añadir sal y pimienta al gusto.
8. Una vez que los chipirones estén cocidos, retíralos de la plancha y sírvelos inmediatamente.
9. Puedes acompañar los chipirones a la plancha con un poco de limón exprimido por encima.
10. ¡Disfruta de los deliciosos chipirones a la plancha!

Cómo mejorar esta receta de Chipirones a la plancha

La receta gallega de Chipirones a la plancha es deliciosa, pero siempre hay espacio para mejoras. Una forma de mejorarla es marinar los chipirones antes de cocinarlos. Para ello, se puede mezclar aceite de oliva, jugo de limón, ajo picado, perejil y sal. Dejar los chipirones en esta mezcla durante al menos 30 minutos antes de cocinarlos. Esto ayudará a realzar los sabores y a ablandar la textura de los chipirones.

Otra forma de mejorar la receta es agregar un toque de picante. Se puede añadir una pizca de pimentón picante o unas gotas de salsa de chile a la marinada. Esto le dará un sabor más interesante y picante a los chipirones.

Además, se puede experimentar con diferentes condimentos y especias. Por ejemplo, se puede agregar un poco de comino, paprika o romero a la marinada para darle un sabor más aromático. También se puede probar añadiendo un poco de vino blanco a la sartén mientras se cocinan los chipirones para darle un toque de acidez y profundidad al plato.

En resumen, para mejorar la receta gallega de Chipirones a la plancha se puede marinar los chipirones antes de cocinarlos, agregar un toque de picante y experimentar con diferentes condimentos y especias. Estas pequeñas modificaciones ayudarán a realzar los sabores y a hacer de este plato una experiencia aún más deliciosa.