Leche frita

Leche frita casera, cómo hacer fácilmente este dulce tradicional

La leche frita es un postre tradicional de la gastronomía gallega que se caracteriza por su textura cremosa y su sabor dulce. Esta receta se elabora a partir de ingredientes simples como leche, azúcar, harina, huevos y canela.

Para preparar la leche frita, primero se calienta la leche con una ramita de canela y la cáscara de limón, lo que le da un aroma y sabor característico. Luego, se mezcla la harina con el azúcar y se añade a la leche caliente, removiendo constantemente hasta obtener una masa espesa y homogénea.

Una vez lista la masa, se vierte en un molde rectangular y se deja enfriar hasta que adquiera consistencia. Después, se corta en porciones individuales y se reboza en huevo batido y harina antes de freír en aceite caliente.

Finalmente, se espolvorea con azúcar y canela y se sirve caliente. La leche frita es un postre delicioso y fácil de preparar, perfecto para disfrutar en cualquier ocasión.

leche frita

Leche frita

recetasgallegas.com
La leche frita es un postre tradicional de la gastronomía gallega que se caracteriza por su textura cremosa y su sabor dulce. Esta receta se elabora a partir de ingredientes simples como leche, azúcar, harina, huevos y canela.
Tiempo total 30 minutos
Plato Postre
Cocina Mediterránea

Ingredientes
  

  • 1 litro de leche entera
  • 150 g de azúcar
  • 100 g de harina
  • 4 yemas de huevo
  • 1 rama de canela
  • La piel de medio limón
  • Aceite de oliva para freír
  • Azúcar y canela en polvo para espolvorear por encima opcional

Elaboración paso a paso
 

  • En una cacerola, calienta la leche junto con la cáscara de limón y la rama de canela a fuego medio.
  • Mientras tanto, en un bol aparte, mezcla el azúcar y la harina de maíz.
  • Añade los huevos a la mezcla de azúcar y harina de maíz, y bátelos hasta obtener una masa homogénea.
  • Cuando la leche esté caliente, retira la cáscara de limón y la rama de canela.
  • Vierte la mezcla de azúcar, harina de maíz y huevos en la cacerola con la leche caliente, y remueve constantemente con una cuchara de madera.
  • Continúa removiendo la mezcla a fuego medio hasta que espese y adquiera una consistencia similar a la de una crema pastelera.
  • Una vez que la mezcla haya espesado, retira la cacerola del fuego y vierte la crema en un recipiente rectangular o molde.
  • Extiende la crema de manera uniforme en el recipiente y deja enfriar a temperatura ambiente.
  • Una vez que la crema esté fría, corta en porciones cuadradas o rectangulares.
  • En una sartén, calienta abundante aceite a fuego medio-alto.
  • Pasa cada porción de crema por harina y luego por huevo batido.
  • Fríe las porciones de crema en el aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes por ambos lados.
  • Retira las porciones de crema frita del aceite y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  • Espolvorea con azúcar y canela en polvo antes de servir.
  • ¡Disfruta de la deliciosa leche frita gallega!
Keyword cocina, frita, galicia, gallega, leche, postre

Cómo mejorar esta receta de Leche frita

La receta gallega de Leche frita es deliciosa, pero siempre hay espacio para mejoras. Aquí hay algunas sugerencias para hacerla aún mejor:

1. Utilizar leche fresca: En lugar de utilizar leche envasada, es preferible utilizar leche fresca de granja. Esto le dará un sabor más auténtico y cremoso a la leche frita.

2. Añadir un toque de vainilla: Agregar una cucharadita de extracto de vainilla a la mezcla de leche antes de cocinarla le dará un sabor extra y delicioso.

3. Usar azúcar moreno: En lugar de utilizar azúcar blanco, se puede utilizar azúcar moreno para darle un sabor más rico y caramelizado a la leche frita.

4. Añadir ralladura de limón: Agregar un poco de ralladura de limón a la mezcla de leche antes de cocinarla le dará un toque refrescante y cítrico a la receta.

5. Servir con salsa de caramelo: En lugar de simplemente espolvorear azúcar glas por encima, se puede servir la leche frita con una deliciosa salsa de caramelo casera. Esto le dará un toque extra de dulzura y sabor.

Con estas pequeñas mejoras, la receta gallega de Leche frita se convertirá en un postre aún más delicioso y memorable. ¡Disfrútala!