Pollo con grelos

Pechuga de pollo con crema y espinaca (rico, nutritivo y súper rápido para  cocinar) Receta de Silvia Canteros- Cookpad

El pollo con grelos es una deliciosa receta tradicional de la gastronomía gallega. Se trata de un plato que combina sabores intensos y texturas suaves. Para prepararlo, se utiliza pollo troceado y grelos, una verdura típica de Galicia similar a las hojas de nabo.

La receta comienza dorando el pollo en una sartén con aceite de oliva, para luego añadir cebolla, ajo y pimiento rojo picados finamente. Una vez que las verduras estén tiernas, se agregan los grelos previamente blanqueados en agua hirviendo.

Para realzar el sabor, se añade un poco de caldo de pollo y se deja cocinar a fuego lento hasta que el pollo esté tierno y los grelos estén bien integrados. Se puede sazonar con sal, pimienta y un toque de pimentón para darle un sabor ahumado.

El pollo con grelos se sirve caliente y se puede acompañar con patatas cocidas o arroz blanco. Es un plato reconfortante y lleno de sabor, perfecto para disfrutar en los días fríos de invierno.

Ingredientes para preparar la receta de Pollo con grelos

– 1 pollo entero
– 500 gramos de grelos frescos
– 2 patatas grandes
– 1 cebolla grande
– 4 dientes de ajo
– 1 pimiento rojo
– 1 pimiento verde
– 1 tomate maduro
– Aceite de oliva
– Sal
– Pimentón dulce
– Pimienta negra
– Caldo de pollo (opcional)

Pasos a seguir y cómo preparar esta receta de Pollo con grelos

1. Lava y corta los grelos en trozos pequeños.
2. Hierve los grelos en agua con sal durante unos minutos hasta que estén tiernos.
3. Mientras tanto, corta el pollo en trozos y sazónalos con sal y pimienta al gusto.
4. En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva y añade los trozos de pollo.
5. Cocina el pollo a fuego medio-alto hasta que esté dorado por todos lados.
6. Añade los grelos cocidos al pollo y mezcla bien.
7. Agrega un poco de agua o caldo de pollo para que haya suficiente líquido para cocinar.
8. Tapa la sartén y cocina a fuego medio-bajo durante unos 20-30 minutos, o hasta que el pollo esté tierno y cocido por completo.
9. Remueve de vez en cuando para asegurarte de que no se pegue en el fondo de la sartén.
10. Sirve el pollo con grelos caliente y disfruta de esta deliciosa receta gallega.

Cómo mejorar esta receta de Pollo con grelos

La receta gallega de Pollo con grelos es un plato tradicional y delicioso, pero siempre hay espacio para mejoras y adaptaciones. Aquí hay algunas sugerencias para mejorar esta receta:

1. Utilizar pollo de corral: En lugar de utilizar pollo de granja, se puede optar por pollo de corral, que tiene un sabor más intenso y una textura más jugosa.

2. Añadir más verduras: Además de los grelos, se pueden añadir otras verduras como zanahorias, pimientos o champiñones para agregar más sabor y textura al plato.

3. Marinar el pollo: Antes de cocinarlo, se puede marinar el pollo con una mezcla de aceite de oliva, ajo, pimentón y hierbas aromáticas para realzar su sabor.

4. Cocinar a fuego lento: En lugar de cocinar el pollo a fuego alto, se puede cocinar a fuego lento durante más tiempo para que la carne se vuelva más tierna y jugosa.

5. Añadir un toque de vino blanco: Al final de la cocción, se puede añadir un poco de vino blanco para darle un toque de acidez y complejidad al plato.

6. Servir con patatas: En lugar de servir el pollo con grelos solo, se puede acompañar con patatas cocidas o asadas para hacerlo más sustancioso y completo.

Estas son solo algunas ideas para mejorar la receta gallega de Pollo con grelos. La clave está en experimentar y adaptar la receta según los gustos personales. ¡Buen provecho!