Raxo al vino

Raxo a la gallega - Receta de Villa Cedeira

El Raxo al vino es una deliciosa receta gallega que combina tiernos trozos de carne de cerdo marinados en vino blanco con una variedad de especias y hierbas aromáticas. Esta preparación tradicionalmente se realiza con lomo de cerdo, el cual se corta en trozos pequeños y se adoba en una mezcla de vino blanco, ajo, pimentón, pimienta y sal. Una vez marinada la carne durante varias horas, se cocina en una sartén con aceite caliente hasta que esté dorada y jugosa. El resultado es un plato lleno de sabor y textura, donde el vino blanco le aporta un toque ácido y aromático a la carne. El Raxo al vino se suele servir acompañado de patatas fritas o ensalada, convirtiéndolo en una opción perfecta para disfrutar en cualquier ocasión.

Ingredientes para preparar la receta de Raxo al vino

– 500 gramos de carne de cerdo (preferiblemente lomo)
– 1 cebolla grande
– 2 dientes de ajo
– 1 pimiento verde
– 1 pimiento rojo
– 200 ml de vino blanco
– Aceite de oliva
– Sal
– Pimienta
– Perejil picado (opcional)

Pasos a seguir y cómo preparar esta receta de Raxo al vino

1. Corta la carne de cerdo en trozos pequeños.
2. En un recipiente, mezcla la carne con sal y pimienta al gusto.
3. En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva.
4. Añade la carne de cerdo a la sartén y cocínala a fuego medio-alto hasta que esté dorada por todos lados.
5. Agrega el vino blanco a la sartén y deja que se cocine durante unos minutos para que se evapore el alcohol.
6. Reduce el fuego a medio-bajo y cocina la carne en el vino durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que esté tierna.
7. Mientras tanto, puedes preparar una guarnición de patatas fritas o ensalada para acompañar el raxo.
8. Una vez que la carne esté lista, retírala del fuego y sírvela caliente.
9. ¡Disfruta de tu delicioso raxo al vino gallego!

Cómo mejorar esta receta de Raxo al vino

La receta gallega de Raxo al vino es deliciosa, pero siempre hay espacio para mejoras. Una forma de mejorar esta receta es marinar la carne de cerdo en vino tinto durante al menos una hora antes de cocinarla. Esto ayudará a que la carne absorba los sabores del vino y se vuelva más tierna y jugosa.

Otra forma de mejorar esta receta es agregar algunas especias y hierbas al marinado. Puedes añadir pimienta negra, pimentón, ajo picado y hojas de laurel para darle un toque extra de sabor. Estas especias complementarán muy bien el sabor del vino y realzarán el sabor de la carne.

Además, en lugar de simplemente freír la carne de cerdo, puedes asarla a la parrilla para obtener un sabor más ahumado y delicioso. Esto le dará a la carne una textura crujiente por fuera y jugosa por dentro.

Por último, puedes servir el Raxo al vino con una guarnición de patatas fritas o puré de patatas. Esto añadirá un elemento adicional al plato y lo convertirá en una comida más completa y satisfactoria.

En resumen, para mejorar la receta gallega de Raxo al vino, puedes marinar la carne en vino tinto con especias y hierbas, asarla a la parrilla en lugar de freírla y servirla con una guarnición de patatas. Estos pequeños cambios harán que este plato sea aún más delicioso y sabroso.